11 de enero de 2011

Tal día como hoy... 11 de enero


Tal día como hoy fallecían dos ases de la Gran Guerra, pero en muy distintas circunstancias.

Hans Kummetz
Hans Kummetz

Un 11 de enero de 1918 el Albatros pilotado por el alférez Hans Kummetz era derribado sobre la localidad italiana de Conegliano. Kummetz nació en la pequeña localidad de Illowo, hoy Polonia pero por entonces Prusia Oriental, un 29 de abril de 1890. Tiene en su haber un total de 7 victorias confirmadas y una octava sin confirmar, lo que le coloca como el segundo as del Jasta I al que pertenecía y del que fue oficial al mando durante casi un año, entre noviembre de 1916 y octubre de 1917. Durante ese periodo logró seis de sus siete victorias, siendo solo superado por su compañero, el teniente Hans von Keudell con 11 victorias en el Jasta I. Kummetz pasaría a partir de octubre al Jasta 2 donde permanecería hasta el momento de su muerte, la cual aconteció ese 11 de enero durante un ataque contra objetivos italianos en Conegliano. Los albatros se vieron interceptados por Sopwith Camel del Escuadrón 45 británico establecido en Istrana y Kummetz fue derribado.

El capitán William Rogers, piloto canadiense de Nieuport durante el conflicto, tuvo la suerte de sobrevivir a la guerra y, no obstante, contar en su haber con un total de 10 victorias aéreas. Nacido en Alberton (Isla del Príncipe Eduardo) el 10 de noviembre de 1896, se incorporó con veinte años recién cumplidos al Royal Flying Corps, si bien en sus inicios no tuvo mucha suerte. Tuvo que esperar a entrar en el Escuadrón 1 en mayo de 1917 para iniciar su lista de victorias, entre las que hay que destacar que las lograse sobre todo ante Albatros D.Va (cinco de diez) y que derribase cerca de Ypres un Gotha G.V del Kampfgeschwader 3 (Escuadrón de Bombarderos) alemán que volaba al mando del condecorado capitán Rudolf Kleine. Rogers vivió hasta 1967, falleciendo a la edad de 70 años en su Canadá natal.

1 aportaciones:

La pluma del cuervo dijo...

Me parece que voy a aprender muuuucho leyéndote, colega... magníficas entradas estas...

Un saludo (no me pienso perder ni una... ;-)

Publicar un comentario